La recepción de los animales en el encierre es un periodo crítico muy importante para el éxito del futuro resultado productivo.

Es clave en la recepción tener en cuenta 4 aspectos que están relacionados como la Sanidad, Alimentación, Nutrición, y Manejo con bienestar animal.

Descargue el informe aquí

Sanidad

Es importante la aplicación de un plan sanitario en forma consistente y repetida para poder evaluar su eficacia y resultados. Cada establecimiento debe tener su plan sanitario, utilizar las vacunas preventivas Respiratorias y Clostridiales, un antiparasitario para el tratamiento de parásitos internos y externos (piojo y sarna). También es el momento para realizar algunas prácticas como castración, descorne y evaluar el uso de una Metafilaxia con antibióticos inyectables o en la ración.

Tener en cuenta que los animales castrados después del arribo pueden llegar a experimentar una morbilidad a problemas respiratorios un 140% mayor que los animales que fueron castrados antes de llegar al encierre (Renfro et al., 2004).

La mayoría de las muertes por neumonía, principal causa de morbilidad y mortalidad en el encierre, ocurren muy cerca del arribo o dentro de los primeros 45 días. (Edwards, 1996; Loneragan et al., 2001). De hecho, Buhman et al. (2000) reportaron que alrededor del 91% de los terneros diagnosticados de neumonía fueron diagnosticados dentro de los primeros 27 días  de llegados.  

Para procesar los animales, habría que dejarlos descansar por lo menos 12 horas desde su llegada. Recuerde consultar con su Médico Veterinario.

Alimentación

“El animal enfermo no come, y el animal que no come se enferma”.

No todos animales comen al llegar.  La duración del ayuno es proporcional al estrés sufrido y está asociado con la experiencia previa de los animales. Hay una gran variabilidad en la cantidad de animales que consumirán alimento al llegar.

(Hutcheson, 1980)

Hay que tener un parámetro de cual debería ser el consumo voluntario esperable de alimento,  medido en porcentaje del peso vivo del animal, para observar como está evolucionando el corral en los primeros 15 dias de encierre.

Una guía puede ser:

En 1a semana 0.5 a 1.5 % PV
En la 2a semana 1.5 a 2.5 % PV
(Hutcheson y Cole, 1986)
O bien hacer una estimación en consumo de Materia Seca de los animales.

En el dia 1 un consumo mínimo 1.60 kgs de MS

En el dia 7 = 4 kgs de MS
Al dia 14 = 6.40 kgs de MS
(cortesia Dr Robbi Pritchard)

El consumo de agua es un tema muchas veces pasado por alto, pero es fundamental. El animal debe acceder agua fresca y limpia desde el arribo. El consumo de alimento es directamente proporcional al consumo de agua.

Observar los bosteos, observar si hay diarreas con burbujas (acidosis), bostas con sangre (¿coccidiosis, salmonelosis?), muy secas (exceso de fibra, no comen). Hay que caminar los corrales observando el piso y los animales.

Chequear espacio de comedero y repartir la comida al menos 2 veces al día.

Nutrición

El alimento que reciben los animales los primeros 20 días es clave para tener éxito en el futuro del engorde. Hay que tener en cuenta el % de proteína de la dieta, utilizando proteína de alto valor biológico y disminuyendo en lo posible el aporte proteico de la dieta a través de urea.

Incorporar a la formulación un corrector dietario que aporte vitaminas (principalmente A-D-E) y  minerales con la mayor biodisponibilidad posible (min. Orgánicos) ya que ambos ayudan en la rápida estimulación de la defensas.  

Hay una amplia gama de aditivos que se pueden incorporar a la ración y nos ayudan a que ésta sea más eficiente, entre otros podemos mencionar a Monensina, Lasalocid, levaduras, enzimas, antibióticos. Todas las materias primas utilizadas deben ser de excelente calidad.

Manejo

No menos importante que los puntos anteriores pero que habitualmente no es tenido en cuenta, es el trato que le damos a los animales al arribo. Los animales llegan siempre estresados, cansados del arreo previo y del viaje, muchas veces recién destetados. Llegan a un ambiente nuevo y desconocido. A un corral donde tienen que encontrar el agua y la comida. Acostumbrarse a una dieta nueva.

Hay que evitar recibir animales de noche. Al moverlos utilizar banderas, no gritar, no silbar, no pegarles, moverlos al paso. No agregar más estrés a los animales para no aumentar las posibilidades que el animal baje sus defensas y se enferme.

Tener las instalaciones preparadas, un piso seco donde echarse, agua a disposición, suficiente espacio de comedero.

Conclusiones

Los cuatro puntos vistos están íntimamente relacionados para tener éxito en el engorde de los animales. A menor peso de los animales recibidos mayor debe ser el cuidado de estos. Al llegar identificar si los animales provienen de feria o de campo, cuanto tiempo de viaje tuvieron, tiempo de destetados, plan sanitario previo.

Es importante llevar la información del proceso: alimento consumido, % de enfermos, % de muertos, tratamientos aplicados. Recuerde que el animal que empieza bien tiene mayores probabilidades de terminar bien su engorde y sera más rentable.

Cladan está formado por un equipo multidisciplinario de expertos en nutrición animal y salud animal; profesionales calificados con orientación al cliente, siempre enfocados en las necesidades de éstos y los desafíos de la producción de proteína animal en nuestro país y demás países de la región. Cladan ofrece un servicio de consultoría y asesoramiento al cliente en el campo de la formulación y fabricación de alimentos balanceados, en cuestiones y desafíos inherentes a la salud animal y la producción de aves, cerdos y rumiantes, complementando estos con soporte técnico especializado y años de experiencia en la materia.

Autor: M. Sc. Alejandro Casella – Consultor externo

Necesita asesoramiento para su granja? Contacte con nuestro equipo