Avicultura argentina es elegida por su eficiencia y calidad

Avicultura argentina es elegida por su eficiencia y calidad

El Centro de Información Nutricional de la Carne de Pollo (CINCAP) anunció que la industria avícola argentina es una de las más eficientes del mundo gracias al control de calidad.

Toda la cadena de producción de pollo mantiene un constante trabajo de superación para lograr la mejor calidad y la máxima seguridad en los alimentos. El Centro de Información Nutricional de la Carne de Pollo (CINCAP) se suma al esfuerzo para que los usuarios conozcan los productos que consumen y da a conocer qué controles se realizan.

Todas las partes del pollo se someten a distintos exámenes que tienen por objetivo detectar microorganismos como pueden ser salmonellas, Escherichia coli, estafilococos, entre otros. Para esto se analizan todos los pollos, tanto los que serán destinados para consumo interno como para exportación, porque permite garantizar que la carne sea un alimento confiable desde su origen.

Para una mayor efectividad, se da una integración vertical en lo que respecta a los exámenes de calidad, es decir, cada empresa traza y controla sus programas de bioseguridad, sanidad e inmunidad. Esto ofrece una garantía especial porque se cuenta con la información y el seguimiento de todo el periodo de vida y procesado de los pollos.

Es gracias a estos controles que la industria se convirtió en una de las más eficientes del mundo, además de la incorporación y renovación permanente de tecnología y equipamiento, y de la capacitación sistemática de sus profesionales, staff técnico y operarios.

En toda la cadena se aplican programas específicos de buenas prácticas, como es el de “Control y Análisis de Riesgos y Puntos Críticos”. Un sistema de trabajo donde el compromiso por la calidad, la seguridad y la garantía del producto final involucra a toda la gente que trabaja en la empresa en forma personal y en equipo, con entrenamiento permanente.

También se destaca la labor del SENASA que, en cumplimiento de las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y bajo la reglamentación del Codex Internacional, tiene en vigencia el Plan de Control de Residuos e Higiene de los Alimentos. Este plan cubre todos los productos comestibles de origen animal y vegetal, que son inspeccionados por muestras tomadas al azar y analizadas en laboratorios de la red del servicio nacional.

Para mayor garantía, CINCAP recomienda verificar la identificación del pollo, el productor responsable y el número oficial de habilitación del establecimiento por SENASA impreso en el envase.

NÚMEROS. En Entre Ríos y Buenos Aires se ubican el 88% de las granjas de pollos y el 58% de los establecimientos productores de gallinas ponedoras. La actividad demanda 3,6 millones de toneladas de maíz y 1,6 millones de toneladas de soja al año.

El mercado local absorbe el 90 % de la producción, con un consumo de 45 kg/persona/año y para este año, se proyecta que el consumo de huevos alcance las 280 unidades por persona en el año. Mientras que los envíos por exportación se distribuyen en más de 14 destinos cuyos principales destinos son Japón, Costa Rica, Chile, Austria, Cuba, Rusia y Colombia.

Fuente: CINCAP

Perspectivas globales y regionales sobre la producción de proteína animal en América Latina

Perspectivas globales y regionales sobre la producción de proteína animal en América Latina

«La industria global de proteína animal enfrentará grandes desafíos en las próximas dos décadas. El mercado mundial de la carne crecerá en 45% impulsado por el aumento de la población, el crecimiento de los ingresos y las preferencias cambiantes»

Ponencia presentada por Dr. Nan-Dirk Mulder Analista Senior Proteína Animal Rabobank, durante el LPN Miami Congress & Expo 2018 

La carne de ave y el huevo serán las proteínas ganadoras con un crecimiento total en 20 años de: 65% y 50%, respectivamente. Esta creciente demanda de proteínas animales y especialmente de carne de ave y huevos es un gran desafío para la industria avícola y de huevos en todo el mundo. Los mercados se enfrentarán, especialmente en los mercados emergentes y también afrontarán un desarrollo económico continuo que cambiará la demanda de los consumidores de productos a base de granos a proteínas animales y de comprar en los mercados tradicionales a comprar en la distribución moderna.

Mercados de consumo: un gran desafío

Los crecientes y cambiantes mercados de consumo serán un gran desafío, especialmente debido a que el 90% del crecimiento en proteína animal estará en los mercados emergentes y el 65% en Asia. América Latina tomará más del 20% de dicho crecimiento y continuará siendo una base clave para el crecimiento de la demanda global de proteína animal. Principalmente, el crecimiento del mercado asiático será un gran reto para la industria, ya que la disponibilidad de recursos en esta parte del mundo será muy limitada en términos de disponibilidad de agua y tierra.

Creemos que éste es uno de los grandes desafíos estratégicos mundiales y será un factor importante para las inversiones a largo plazo en la industria mundial de proteína animal. Probablemente significará que la industria asiática se verá obligada a modernizarse rápidamente e invertirá en métodos de producción más grandes, más eficientes y verticalmente integrados.

Las industrias también serán empujadas a convertirse en internacionales a través de más importaciones de granos de bajo costo de zonas como Brasil, Argentina, Ucrania y Rusia, pero también a través de inversiones directas para garantizar el suministro.

Problemas sociales: un aspecto cada vez más relevante

Los problemas sociales sin duda serán más importantes. Una mayor presión sobre los recursos, esto significará abordar la sustentabilidad y los problemas sociales que tendrán una prioridad aún mayor que nunca antes, lo que implicará:

  • Un mayor énfasis en la responsabilidad social corporativa
  • El uso de prácticas sostenibles
  • Ofrecer conceptos de carne de ave y huevos que brinden soluciones hacia los consumidores más críticos, como aves de crecimiento lento, huevos de gallinas libres de jaula o productos orgánicos.

La decisión de introducir huevos libres de jaula originada en Europa que ahora se traslada a otras partes del mundo, incluyendo Latinoamérica, es un ejemplo que requerirá miles de millones de inversiones en la próxima década.

Los sustitutos de proteína animal se convertirán también en una alternativa creciente para los productos cárnicos, pero la participación en el mercado es todavía pequeña (<0,5%). El mercado de los sustitutos de proteína animal ciertamente crecerá, debido a que actualmente se realizan grandes inversiones a través de capital privado, inversionistas en el valle de silicio y compañías de carnes, pero es probable que la participación se mantenga por debajo del 2%-3% en 2025.

América Latina: principal objetivo para los inversionistas

América Latina será una de las áreas más rápidas y atractivas para los inversionistas también en las próximas décadas. La posición de la región como principal productor de granos, especialmente en áreas con excedentes de granos como Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, ofrece a la región siempre la oportunidad de ser un productor y exportador líder de carne de ave y huevos en mercados globales como Brasil y seguida en menor medida por Argentina que ha explotado en las últimas dos décadas.

Crecimiento a nivel mundial

El comercio mundial avícola seguirá creciendo a medida que aumente la presión sobre los recursos en Asia en las próximas décadas cuando crezcan los mercados. El consumidor y el cliente también aumentarán sus expectativas sobre los productos importados y los exportadores siempre deben adelantarse a las cambiantes condiciones del mercado de exportación para asegurar su posición. Esto significa que los inversores continuamente modernicen las instalaciones y los estándares, y las inversiones se mantengan cerca de los clientes internacionales. Se establecerán vínculos más estrechos entre los importadores y los exportadores a través de la inversión global para mejorar la oferta y la demanda.

Latinoamérica es también una de las industrias proteínicas de más rápido crecimiento en el mundo que captura más del 20% del crecimiento de la demanda mundial de proteína animal. Países como Colombia, Perú, México y Argentina pertenecen a las áreas de mayor crecimiento en el mundo y ofrecerán muchas inversiones en términos de expansión de volumen, pero también en términos de creación de valor, ya que los mercados se modernizarán a través de una participación creciente en la distribución moderna.

Muchos de estos países tienen una preferencia tradicional por los productos avícolas. Podemos esperar que las industrias se vuelvan gradualmente regionales, como también hemos visto en otras partes del mundo, como en Europa, Asia Central, Medio Oriente.

Muchos clientes minoristas y restaurantes de servicio rápido ya están trabajando en pan-latinoamericana, pero las industrias hasta ahora se han mantenido relativamente nacionales. Aunque ciertamente también habrá cierta volatilidad en los mercados de igual forma como hemos visto en el pasado, América Latina será, desde una perspectiva de inversión junto al sudeste asiático y Europa del Este, el área de inversión más atractiva para los inversionistas en la industria avícola en la próxima década con oportunidades continuas en términos de volumen (más pollos), valor (más productos procesados, más conceptos, más ventas minoristas) e inversiones más consolidadas e internacionales con plataformas líderes en el comercio mundial, así como algunas de las industrias avícolas de más rápido crecimiento del mundo.

Fuente: Avicultura.info

Fericerdo cada vez más cerca

Fericerdo cada vez más cerca

La muestra más completa y ya tradicional del sector porcino tiene fecha confirmada de su decimotercer edición: Fericerdo 2019 se desarrollará como siempre en el INTA Marcos Juárez los días 22 y 23 de agosto y motivará una vez más el encuentro del rubro productivo a nivel nacional.

Se trata de la única muestra de la producción porcina que congrega a productores, profesionales y estudiantes con la oferta de capacitación y comercialización que el sector va actualizando, con una gran carga de charlas informativas y stands de diferentes productos relacionados a la alimentación, sanidad, instalaciones, etc.

El grupo organizador anticipa que como en las anteriores ocasiones la nueva edición de FERICERDO tendrá especial énfasis en la demanda informativa y de novedades en general del sector y seguramente un análisis de la realidad actual del sector y su proyección a futuro.

En el sitio oficial de la exposición ya podés consultar todas las actividades y descargarte el cronograma completo de actividades, charlas y disertaciones. Ver las actividades. 

Sin cerdos

Cómo medida preventiva para la propagación de la PPA, el SENASA prohibió la presencia de cerdos vivos en exposiciones. La medida afecta también a Fericerdo. En diálogo con Jorge Brunori, organizador de la muestra, aclaró que la medida adoptada no altera la realización de la tradicional muestra porcina en el INTA Marco Juarez; la única modificación que se llevará a cabo será la suspensión de la presencia de la tradicional «carpa de cabañeros» en donde los asistentes podían tener contacto con los cerdos. Las charlas técnicas y los stands tendrán la misma dinámica que las anteriores ediciones de la exposición ya que la medida no afecta su funcionamiento.

Fuente: Infopork
Qué es la peste porcina africana y qué medidas se están tomando para prevenir su ingreso al país

Qué es la peste porcina africana y qué medidas se están tomando para prevenir su ingreso al país

El Senasa profundiza los controles y lanzó una serie de recomendaciones para productores porcinos y al público en general

Las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reforzaron las medidas sanitarias para prevenir el ingreso de la peste porcina africana (PPA) a la Argentina. Se trata de una enfermedad que está afectando a China, pero que ya se está expandiendo a países vecinos como Mongolia, Vietnam y Corea de Sur. Además, han aparecido jabalíes en la frontera de Bélgica con Francia.

La enfermedad nunca fue detectada en nuestro país y, aunque por su alta mortalidad provoca grandes pérdidas económicas en los países donde está presente, no afecta a las personas ni altera la inocuidad de la carne.

No existe una vacuna efectiva que sirva como herramienta para frenar la enfermedad, y se caracteriza por provocar fiebre alta, pérdida de apetito, hemorragias en piel y órganos internos, enrojecimiento de la piel de las orejas, abdomen y patas, diarreas y elevada mortandad en porcinos.

Las autoridades del Senasa informaron: “Las medidas de prevención son fundamentales para mantener la sanidad de los cerdos de nuestro país. Todos los responsables de la cadena porcina deben sostener y reforzar su compromiso en la prevención y la eventual contención de la enfermedad en caso de aparecer. Todos somos responsables de mantener al país libre de enfermedades de alto impacto en la producción y en el comercio internacional“.

Medidas de control

El organismo sanitario recomienda a los productores porcinos que tienen que mejorar en sus granjas las medidas de bioseguridad, notificar de manera inmediata casos sospechosos y mortandades elevadas, no alimentar a los cerdos con desperdicios y restringir el ingreso de personas al predio, especialmente aquellas que hayan estado en países afectados.

Por su parte, para todas las personas que llegan a nuestro país desde el exterior, y ante la posibilidad de que los residuos comestibles de buques y aviones vehiculicen el virus, el Senasa reforzó los controles en los puestos de frontera para garantizar su correcta disposición y destrucción, con el fin de evitar que los mismos sean consumidos por cerdos en Argentina.

A los pasajeros que llegan a nuestro país, se les recuerda que está prohibido ingresar carne de cerdo y sus derivados sin autorización del Senasaasí como animales y material reproductivo sin la certificación sanitaria correspondiente. Además, no deben tomar contacto con animales de granja en Argentina, en el caso que hayan estado con animales potencialmente infectados.

Para colaborar con el sistema de detección precoz de enfermedades, el Senasa recomienda notificar si hay sospechas de PPA a las siguientes vías:

– En las oficinas del Senasa, comunicándose personalmente o por teléfono (las ubicaciones se pueden consultar a través de la web del organismo).

– A través de la app “Notificaciones Senasa”, disponible solo en Play Store.

– Para obtener más información comuníquese con el Programa de Enfermedades de los Porcinos del Senasa: porcinos@senasa.gob.ar. Teléfono (011) 4121 5430.

Supervisión en Avicultura

Supervisión en Avicultura

Se dice que SUPERVISIÓN es la acción y efecto de supervisar, un verbo que supone ejercer la inspección de un trabajo realizado por otra persona.

En otra definición, de las que hay muchas, SUPERVISIÓN es la vigilancia o dirección en la realización de una actividad determinada por parte de una persona con autoridad o capacidad para ello.

Estrictamente hablando, todos aquellos cuyo trabajo en la avicultura tiene que ver con producción, patología, nutrición, y otros elementos indispensables, de alguna manera SOMOS SUPERVISORES. Es decir, una parte de nuestro trabajo recae en actividades de SUPERVISIÓN, y esto es natural: tenemos que vigilar que las cosas se hagan, y se hagan bien.

Ahora bien, ¿por qué a algunas personas se les contrata o se les designa como SUPERVISORES?, da la impresión que más que una caracterización de sus quehaceres, es una especie de “rango”, para colocarlos arriba o debajo de otros nombramientos ejecutivos. Resulta, pues, un “status”, cuya importancia en cada empresa es variable, ya que en algunas es un nivel “alto” de responsabilidad y sueldo, mientras que en otras es solo un nombramiento mínimo para circunscribir sus alcances laborales y su jerarquía.

Cuando se contrata a alguien como “supervisor”, se supondría una exigencia en experiencia y conocimientos tal que realmente le permita a esa persona, cualquiera que sea el nivel y área de trabajo en la empresa VIGILAR, JUZGAR y CALIFICAR el trabajo de otros. Pero hemos visto que no siempre es así, simplemente se le asignan algunas tareas y termina por convertirse en un compañero de sus supervisados.

Interpretando el significado de las definiciones que al principio se citan acerca de lo que es o debe ser la SUPERVISIÓN, se deduce que un supervisor tiene a su cargo la inspección del trabajo de trabajadores que realizan cierto tipo de actividad, de acuerdo a su especialidad. A nadie se le puede designar como supervisor si no se comprueba su conocimiento (o se le entrena) sobre las actividades que va a inspeccionar. Un supervisor efectivo sabe qué observar, qué analizar y qué hacer en determinada materia.

¿QUÉ ES LO QUE SE SUPERVISA EN AVICULTURA? Me referiré en concreto a quienes fungen como supervisores en las áreas de producción, ya sean granjas avícolas u otras zonas como las plantas de incubación o producción de alimento.

En cada caso, lo primero que debe considerarse es que la supervisión de una tarea es como observar una fotografía en movimiento, con un antes y un después; o sea, siempre será como un video donde el conocimiento se acompaña de la experiencia y de la imaginación. En realidad, no se supervisa una tarea aislada, todo forma parte de un PROCESO, y todo lo que pasa tiene causas y consecuencias. Ahí es donde entra en juego la experiencia y la imaginación. Se tienen que observar varias cosas al mismo tiempo para poder relacionar una cosa con otra.

Para explicar esto con mayor claridad se explicarán enseguida algunos ejemplos, enfatizando lo que sucede con la supervisión en algunas áreas clave.

SUPERVISIÓN DE LAS ACTIVIDADES DE BIOSEGURIDAD EN UNA EMPRESA AVÍCOLA:

Independientemente de si se tiene o no un manual de inspección (lo deseable es que se elabore un manual de instrucciones de bioseguridad para cada parte de la empresa), podemos resaltar algunas cuestiones fundamentales para la prevención de infecciones importantes a las áreas de producción. Por ejemplo:

  • Funcionamiento de un centro de lavado y desinfección de vehículos y jaulas de transporte de aves.
  • Higiene del personal y ropa de operarios de vehículos, cargadores, grupos de vacunación y mantenimiento.
  • Movimientos de personal y vehículos entre áreas.
  • Observancia del cumplimiento de programas de vacunación y muestreos de rutina para estudios de laboratorio.
  • Higiene y desinfección de diversas áreas de trabajo (baños, bodegas, oficinas, laboratorio, etc.).
  • Integridad y funcionamiento de arcos de desinfección.

Es obvio que estos ejemplos son solo una pequeña parte de lo que a Bioseguridad se refiere, y sabemos muy bien que desafortunadamente hay zonas avícolas del país donde la contaminación viral y bacteriana es elevada, y donde cualquier esfuerzo o detalle de Bioseguridad es bienvenido pero insuficiente.

SUPERVISIÓN EN UNA PLANTA DE ALIMENTOS:

La responsabilidad de la planta de alimentos, igual que de la planta de incubación es mayúscula, pues tiene mucho que ver con los resultados de producción. Aquí la supervisión de los procesos es vital, y cualquier error importante puede dar lugar a resultados catastróficos en una o varias granjas o a accidentes graves del personal.

Algunos detalles destacados son:

  • Labores de mantenimiento.
  • Orden, identificación de insumos, limpieza general, ausencia de polvo.
  • Precisión de aforos.
  • Calidad de materias primas (muestreos diversos e inspección física).
  • Revisión de todos los procesos (recepción de insumos, almacenaje, órdenes de producción, ejecución por computadora y/o manualmente, mezclado, peletizado, puntualidad y exactitud de órdenes de reparto a granjas.

Ha sido el caso en ocasiones en que ocurren problemas de intoxicación, deficiencias nutricionales, etc., por una deficiente supervisión de los procesos.

SUPERVISIÓN EN GRANJAS DE POSTURA COMERCIAL:

Al igual que en cualquier otra parte de una empresa avícola, para que la supervisión sea efectiva y rinda frutos se necesita de una excelente comunicación entre los operarios (caseteros, médico veterinario) y quien tenga a su cargo la supervisión.

Es importante que antes de acudir a una granja avícola de cualquier tipo, se tenga información previa sobre su situación general, enfocándose a los resultados productivos y problemas presentes de cualquier tipo. Eso permite planear correctamente la visita haciéndola más fructífera.

Muchos son los detalles a revisar en una granja de postura comercial:

  • Inspección de todas las áreas, comenzando por los aspectos de Bioseguridad.
  • Orden y limpieza general (exteriores e interiores de casetas).
  • Revisión a detalle de la parvada (aves, equipo, manejos). Es indispensable contar siempre con tijeras apropiadas para necropsias, así como frascos con formol al 10%, medio de transporte para muestras de tejidos; bolsas de plástico para muestreos; jeringas para sangrado.
  • Control de moscas, ecto y endoparásitos.
  • Salud y aspecto general de la parvada y datos de producción.
  • Calidad (limpieza, peso, resistencia, tamaño, uniformidad) del huevo.
  • Manejo y limpieza de la bodega de selección y empaque de huevo.
  • Etc.

En la acción de “SUPERVISAR”, tal como ya se explicó antes, se debe tomar en cuenta que solo se está frente a una parte de todo un proceso, y que se deben tener los elementos (conocimientos y experiencia) para relacionar el resultado de la inspección realizada con las causas y efectos probables, con el fin de poner en práctica medidas preventivas o correctivas.

EL VÉRTICE:

Una guía para pensar y analizar

En Avicultura se trabaja en base a OBJETIVOS, METAS, PARÁMETROS, y para alcanzarlos se deben cumplir una serie de medidas sanitarias, manejos, funciones administrativas, condiciones ambientales, aparte de lidiar en ocasiones con circunstancias imponderables.

Todas estas acciones CONFLUYEN como en un embudo o un triángulo hacia el logro de un objetivo o meta, contribuyendo de distinta manera y en diferente grado a alcanzar ese objetivo, el cual se representa como el vértice de ese embudo lleno de acciones.
Cada modalidad de la producción avícola, llámese pollo de engorda, gallina de postura, reproductores, etc., tiene sus propios objetivos o metas específicas, y para alcanzarlas es necesario el conocimiento y la experiencia, y así enfrentar los numerosos factores que entran en juego durante los procesos de producción.

De manera gráfica y sencilla intentaré mostrar lo que en lo personal considero una especie de método o procedimiento para facilitar la tarea del SUPERVISOR. En seguida se describen ejemplos de cómo llevar a cabo un análisis más ordenado y menos disperso de las posibles causas que pueden obstaculizar el camino hacia el objetivo que se propone alcanzar.

En el caso del POLLO DE ENGORDA, el OBJETIVO a alcanzar es un producto que tenga un PESO, CONVERSIÓN, MORTALIDAD Y COSTO que resulten idóneos para el negocio avícola. Y tal como se observa en el contenido del embudo, solo es posible lograrlo a través de una adecuada nutrición, un buen manejo, Bioseguridad y acciones médicas que garanticen su salud. Un pollo enfermo nunca será productivo.

Más abajo, en la ilustración No. 3 se ha elegido para su análisis el factor SALUD, como podría haberse escogido cualquier otro (por ejemplo nutrición o manejo), y se disparan flechas hacia arriba señalando los elementos principales que tienen que ver con el logro y mantenimiento de la salud del ave.

El OBJETIVO inicial, que es lograr en el pollo de engorda un PESO, CONVERSIÓN, MORTALIDAD Y COSTO acordes a las expectativas y necesidades de la compañía, es ahora sustituido por uno de tantos elementos necesarios para alcanzar el mencionado objetivo: se trata de la SALUD (ilustración No. 3), que a su vez requiere ser promovida mediante programas y manejos especializados y muy delicados, que deben estar en manos expertas, con apoyos de variada índole, como ambientación, planes de inmunización, nutrición, etc.

Sucesivamente, con el fin de ejercitar el razonamiento y analizar puntos específicos, esos factores que influyen sobre la salud del pollo pueden irse sustituyendo tanto como sea necesario, dándonos cuenta cómo el abanico de posibilidades se va ensanchando, llevándonos a la conclusión de que se requiere un considerable bagaje de conocimientos y experiencia para dar solución a los obstáculos que se pueden presentar en el trayecto que conduce hacia la salud. En nuestro ejemplo, a partir de la necesidad de lograr la SALUD se escoge para su análisis la INMUNIZACIÓN (ilustración No. 4), y en seguida la pregunta de ¿CUÁLES ENFERMEDADES? (ilustración No. 5).

Se elige INFLUENZA AVIAR (ilustración No. 6), que es todo un tema lleno de complejidades, con más preguntas que respuestas.

En los ejemplos que se citan posteriormente (SUPER- VISIÓN EN PLANTA INCUBADORA y SUPERVISIÓN EN REPRODUCTORES el procedimiento de observación y análisis es semejante, tratando siempre de emprender un camino lógico para apoyar el trabajo del equipo humano, buscando los aciertos y los errores, escudriñando en las causas para que con el resto del equipo de trabajo se determinen las mejores medidas en pro de la producción y la productividad.

SUPERVISIÓN EFECTIVA

Hoy en día el rol del supervisor ha cambiado, los supervisores son capacitados cada día más para involucrar a las personas con las labores y hacer que éstas se sientan comprometidas.

De igual forma el supervisor tiene la tarea de desarrollar buenos emprendedores, lograr que las personas generen ideas fuera de la rutina y formar equipo de trabajo.

 

 

Para una Supervisión Efectiva:
• Autocrítica.
• Que tu comportamiento no entorpezca tu gestión.
• Reconocimiento a la labor de tus compañeros y subordinados.
• Demuestra seguridad y conocimiento.
• Mantén empatía y interés por tus compañeros.

Abril-Mayo 2019
BM Editores

SALUD INTESTINAL EN LA CERDA Y SU REPERCUSIÓN LOS RESULTADOS DE LA CAMADA

SALUD INTESTINAL EN LA CERDA Y SU REPERCUSIÓN LOS RESULTADOS DE LA CAMADA

GENERALIDADES

El periodo de lactación es crítico en las granjas dedicadas a la producción intensiva de carne de cerdo, porque de él depende conseguir un crecimiento suficiente para aprovechar al máximo el potencial genético de los cerdos.

En los últimos 10 años el tamaño de las camadas al parto ha aumentado notablemente, sin embargo las tasas de supervivencia de los lechones durante la lactación no se han incrementado al mismo nivel. El aumento del número de lechones, implica menor peso promedio de cada uno, menor acceso a calostro y uso de tetas de menos productividad, lo que determina finalmente menor peso al destete y por lo tanto, menor peso final. Numerosos ajustes se pueden hacer a nivel de las maternidades y la capacidad genética para lactar de las hembras, de manera que estos factores puedan disminuirse. El factor crítico de este periodo (lactancia) está determinado por la calidad y cantidad de leche producida por la marrana y que además, ésta sea consumida correctamente por los lechones. Al momento del parto, una leche de características especiales (Calostro) debe ser consumida para que el lechón reciba un adecuado aporte de inmunoglobulinas que le permitirán a su vez, reducir los problemas clínicos por la exposición al medio ambiente. Después de unas horas del parto, la composición de la leche variará a un producto con menor contenido de nutrientes y será entonces la cantidad producida por la hembra, la que determine no sólo el crecimiento de los lechones, sino también su viabilidad.

El intestino de los lechones debe obtener suficientes nutrientes para impulsar el crecimiento del intestino (vía aumento de las mitosis) y la maduración de los enterocitos para los procesos digestivos en las microvellosidades que permitan la digestión completa de la leche. De no lograrse esta serie de procesos, el lechón se comenzará a retrasar en su crecimiento y en algunos casos incluso morir por la desnutrición o por su falta de actividad (puede ser aplastado por la madre).

La cantidad de leche producida por las hembras, va en progresión continua desde el parto y alcanza su mayor potencial aproximadamente a los 21 días. En dicha fecha, la habilidad lechera de una hembra por lo tanto puede estimarse indirectamente, por la ganancia de peso de su camada total. Aproximadamente 4 a 4.5 l de leche serán equivalente a una ganancia de 1 kg en la camada. Por esta razón, el consumo de alimento de la hembra (que implica la aceptación de la dieta y los adecuados tiempos de alimentación) es determinante en la producción de leche y con esto el éxito de la crianza a largo plazo de los lechones.

Las cerdas que no han tenido problemas al parto (clínicos o de otros tipos) y que han consumido correctamente la cantidad suficiente de alimento, no sólo darán camadas con más peso, sino también saldrán de la lactancia con mejores pesos corporales lo que apoyará un regreso más rápido a la función reproductiva y la posibilidad por tanto de incrementar el número de lechones destetados por hembra al año.

El consumo de alimento es un factor que está determinado por varios aspectos, tanto internos del animal como relativos a las instalaciones y medio ambiente. Las instalaciones es un factor que debería estar suficientemente controlado en las instalaciones modernas, no así el medio ambiente.

Especialmente las altas temperaturas (o la sensación térmica) reduce en forma no lineal el consumo de alimento de la cerda. Esto es, que en temperaturas próximas a 25°C las cerdas pueden ingerir alimento en forma normal y proporcional a la producción de leche, sin embargo a mayores temperaturas el consumo disminuye aceleradamente y puede llegar a ser menos de la mitad esperada, lo que obviamente repercute en la producción de leche y los demás factores ya mencionados.

Proporcionar a la marrana las condiciones de temperatura adecuadas durante la lactancia es un asunto primordial si se quieren mantener altas tasas de crecimiento en los lechones y mayor número de lechones destetados por año. Las dietas ofrecidas a las marranas, también pueden ser rechazadas por su forma física (o no consumidas suficientemente), la presencia de micotoxinas o de otros productos que causen un olor o sabor desagradable para la hembra. Afortunadamente estos factores pueden ser evidenciados muy pronto, y por lo tanto realizarse los cambios que sean necesarios para corregir el consumo de manera pronta.

Las hembras también pueden sufrir de falta de apetito, lo que es más bien complejo de definir y corregir dado que hay un consumo limítrofe y una producción de leche que no es la óptima, situaciones que se verán reflejadas al destete. Habiendo corregido los otros factores ya mencionados (temperatura, medio ambiente y calidad de la dieta), serán los factores propios de la hembra los que limiten su consumo de alimento.

La enfermedad inflamatoria idiopática del intestino (timpanismo, hinchazón, etc.) es una condición que se presen- ta comúnmente en las cerdas. Su principal signo es la constipación que ocurre entre 24-48 h postparto. Generalmente está producida por un mal manejo del aumento del consumo del alimento, pero dicha situación causa un cambio muy importante en los procesos de interacción de la microflora y la mucosa del intestino. Este desajuste es mucho más evidente en el intestino grueso.

RELACIÓN MICROFLORA INTESTINAL Y PROCESOS INFLAMATORIOS DEL INTESTINO.

En un animal adulto, la microflora se ha establecido de manera constante en el intestino, siguiendo el patrón de microorganismos más comunes en la granja. La población de anaerobios facultativos es muy pequeña y hay muchos más anaerobios restrictos. Con los procesos digestivos también maduros, la degradación y absorción de nutrientes del alimento es muy alta y si las dietas están correctamente diseñadas, una porción de fibra no digestible, llegará a las porciones distales del intestino. En el intestino grueso, la microflora realizará un proceso de degradación que llevará a parte de la fibra a convertirse en Lactato y éste a su vez en otros Acidos Grasos Volátiles (AGV). Dichos AGV son encargados de nutrir a los colonocitos y con ello permitir el adecuado desarrollo de esta mucosa, la absorción mayor de agua y mantener la motilidad no sólo de esta sección del intestino, sino de las otras proximales (estómago, duodeno, yeyuno e íleon).

La producción de AGV, especialmente la que corresponde al Butirato (C4) es evaluada por unas células (enteroendócrinas) con receptores especializados (GP41 y GP43) que al activarse producen dos señales indispensables para el sistema gastrointestinal. Por una parte el péptido YY que es una señal química que permite activar el peristaltismo retrogrado y con ello también la apertura de esfínteres, que a su vez es indispensable para que el cerebro ejecute los programas musculares que permiten el consumo de alimento. Otra señal producida por la presencia del Butirato, es la producción del Factor Similar a Glucagón 2 (GLP2 por sus siglas en Inglés) que es necesario para activar la mitosis de los enterocitos y colonocitos, lo que Si la concentración de Butirato tiene un nivel adecuado, estos receptores en los macrófagos, actuarán para disminuir la producción de IL-12, una interleucina que activa a otras células linfoides como los Linfocitos Cooperadores (Th o helpers en inglés) que desencadenan el proceso pro-inflamatorio para la resolución de la presencia de un antígeno. El Butirato en el medio, incrementará la cantidad de IL-10, citoquina que está relacionada con la activación de Linfocitos T reguladores (Treg) que permiten reducir el proceso inflamatorio y pueden activar otros mecanismos de tolerancia (producción de IgA, por ejemplo).

Cuando se presentan problemas en la digestión del alimento y con ello cambios en los nutrientes que recibe la microflora, se produce un crecimiento anormal de algunos géneros bacterianos que buscarán ser controlados por el SLAI, produciendo un proceso inflamatorio en la lámina propia de algunas zonas del intestino tanto delgado como grueso. Este proceso será acumulativo y con el tiempo va a ser más intenso, por lo que si la reacción del SLAI no es controlada, la inflamación del intestino controlará otras funciones metabólicas.

La mala producción de Butirato en el intestino, permite que los Macrófagos inicien el proceso pro-inflamatorio. Se aumenta la producción local de IL-12 y los linfocitos Th se activan, dependiendo si el agente infeccioso o el antígeno están actuando: intracelularmente (Th1) o extracelularmente (Th2, Th17). La reacción de estos linfocitos aumenta la producción local de interleucinas IL-1b, Il-6, TNF, TGF y otras que son necesarias para expandir la multiplicación de los linfocitos, llamará a otras células linfoides a que se alojen en el intestino (HETEROFILOS, Células Asesinas, linfocitos B) para establecer la defensa del intestino. Dicha reacción celular, también se acompañará de la mayor producción de Inmunoglobulinas tanto de acción en la lámina propia (IgM, IgG) como de excreción para actuar en la luz del intestino (IgA secretora).

La actividad celular en contra de los antígenos, aumenta a nivel local la cantidad de productos pro-oxidantes (H2O2, NO y otras) que son necesarias para destruir a las células infectadas, pero que también pueden dañar a otras sanas que están contiguas. La destrucción celular, aumenta la necesidad de células que eliminen los residuos incrementando por lo tanto el gasto de proteína y antioxidantes requeridos durante un problema inflamatorio del intestino.

La circulación de linfocinas IL-1 e IL-6, tienen actividad no sólo en los órganos linfoides. También activan a nivel Hepático la producción de proteínas de la fase aguda (Lectinas ligadoras de Mananos, Proteína C reactiva, proteínas del complemento, haptoglobina y otras). El organismo debe por lo tanto movilizar reservas de proteína de otros tejidos para formar las nuevas proteínas de defensa. Dado que los perfiles de aminoácidos son muy distintos entre el músculo y estas proteínas de defensa, muchos otros aminoácidos son consumidos de forma secundaria, sin aportar componentes a las proteínas defensivas.

Sin embargo, se sabe que el mayor efecto de las interleucinas pro-inflamatorias en la producción está dado por la baja de consumo de alimento. Dichas Interleucinas afectan los centros de consumo de alimento y además aumentan la temperatura corporal, con lo que existe un gasto extra de energía que se pierde en calor y no en soportar el crecimiento.

Este proceso inflamatorio del intestino, se da en diferentes grados en las hembras lactantes y por lo tanto sus efectos en la lactación son de distinto nivel sobre el consumo de alimento y la producción de leche, que a su vez afectará a los lechones.

ADITIVOS PARA MANTENER LA SALUD INTESTINAL

Dado que la enfermedad inflamatoria idiopática del intestino en las cerdas es una condición recurrente, que aparece con más frecuencia durante la lactación, se han desarrollado estrategias tanto de alimentación (aumento de componentes laxantes) como de manejo (incremento lento del alimento ofrecido a la cerda recién parida) para reducir los signos de inflamación intestinal que pudieran reducir la calidad de la lactancia.

El diseño de un programa de uso de aditivos nutricionales a las dietas de las cerdas que permite reforzar puntos críticos de la salud intestinal para disminuir los factores que desarrollan la enfermedad inflamatoria del intestino.

En este sentido el concepto básico es la combinación de productos, especialmente dirigida a fomentar el proceso de tolerancia del intestino, con lo cual, la cerda es menos proclive a presentar cuadros inflamatorios del intestino y por lo tanto, maximizar su consumo y la producción de leche.

QUE SE PUEDE SUGERIR.

Basar en el uso continuo durante la fase de introducción a la zona de parto y toda la lactancia de una combinación eficaz de ingredientes dirigida a:

A. Incrementar el proceso de reparación y estabilidad de la barrera de enterocitos. Para dicho propósito la adición de Butirato de Sodio actúa como marcapaso del crecimiento de los enterocitos a lo largo del intestino delgado y adicionalmente que se tenga una concentración alta de este producto en el intestino grueso, permitiendo el control de la Microflora en dicha zona y por lo tanto mejorar los procesos de motilidad del mismo, necesarios para mantener el consumo de alimento.

B. Por otra parte como ya se mencionó, el Butirato actúa como un factor de control del proceso proinflamatorio producido por los macrófagos, con lo cual el control sobre la Microflora puede ejecutarse sin dañar la función digestiva.

C. Para favorecer el proceso de Criar Activamente la Microflora se utilizan productos de Levaduras. Los productos derivados de los hongos (paredes, nucleótidos) son reconocidos por el sistema innato (Células dendríticas y Macrófagos) ya que activan receptores tipo aduana (TLR por sus siglas en Inglés) que dirigen la reacción intracelular para la producción de IL-10 (efecto ya mencionado) y favorecer el proceso de multiplicación y diferenciación de linfocitos B, para convertirlos en células plasmáticas productoras de IgA secretoras.

La mayor cantidad de IgA secretadas a la luz intestinal permite que se controle el crecimiento de algunos géneros de la Microflora. Entre las más beneficiadas son los lactobacilos lo que refuerza el ciclo de producción de ácido butírico y otros productos que controlan el desarrollo de bacterias potencialmente patógenas.

D. La utilización de productos antioxidantes permite soportar la salud del Intestino localmente y la del Hígado de manera secundaria, al disminuir el daño por los productos de oxidación provenientes del intestino o por la reacción del órgano a los residuos bacterianos y las micotoxinas. Esto permite que los contenidos de proteína circulante sean óptimos y por lo tanto se mejore el aporte de nutrientes a la leche.

Los resultados en campo de estas recomendaciones indican un importante impacto de la utilización de un correcto programa de aditivos en la dieta de las hembras lactantes y que confirma la observación que la mejor salud intestinal favorece el desempeño productivo expresado en la producción láctea y ésta a su vez en el peso de la camada, como se ha mencionado anteriormente, produciendo más lechones y con mayor peso que las camadas donde las madres no consumieron el programa de aditivos.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno 111