El sistema de producción actual con su mejora constante nos exige tratar de lograr el máximo de eficiencia. Para esto la genética ha trabajado para entregarnos hoy una cerda hiperprolífica, pero junto con las mejoras viene el desafío de poder aprovecharlas.

La alta mortalidad de los lechones durante el parto y la lactancia es un problema importante en la producción porcina en todo el mundo. Más específicamente, los natimortos o lechones nacidos muertos (NM) son aquellos lechones que habiendo llegado a término con su desarrollo de manera exitosa, mueren durante el proceso del parto.

¿Cuál es la causa de la muerte de esos lechones?¿Por qué ocurre?

La causa principal de la muerte es la asfixia en el proceso de parto. Durante el parto, tanto las contracciones uterinas como las abdominales comprimen a los lechones y sus placentas empujándolos hacia el cuello del útero y luego a través de la vagina.

En este momento, si el trabajo de parto se prolonga demasiado o sucede algún problema, el cordón umbilical se puede dañar o  desprenderse la placenta. De esta manera, el lechón que estaba recibiendo oxígeno a través de esa vía comienza con el reflejo de respiración dentro de su madre y aspiración del meconio, lo cual lo conduce a la muerte por anoxia en un plazo de 3-4 minutos (Dail, G. y col. 1992).

Otra causa de la asfixia, puede darse por falta de irrigación sanguínea de la placenta durante el parto debido a las contracciones.

Una vez conocida la causa que los genera y como diferenciar los NM, debemos señalar cual es el momento del parto más peligroso, y cuáles son las cerdas con más riesgo, para centrar ahí la atención.

¿Cómo reconocemos a los NM?

En la asistencia al parto, los natimortos se reconocen fácilmente porque nacen sin ninguna reacción. En este punto, es importante aclarar, que a diferencia de las momias (lechones que murieron durante la gestación) el aspecto de los natimortos es el de un lechón viable.

Generalmente si el parto ya se inició, podemos encontrar a los NM en la parte trasera de la paridera junto con las placentas y se puede observar que presentan unas membranas amarillas sobre las pezuñas debido a que no han caminado. Además, suelen tener meconio en la faringe, y en el 70% de los casos, presentan el cordón umbilical roto.

Finalmente, al realizar la prueba de flotación a los pulmones, estos se hunden, ya que no respiraron.

¿Cuáles son los factores que aumentan la presencia de NM?

En granjas confinadas la prevalencia de NM debe ser menor a un 6-8% en función del número de lechones nacidos totales, correspondiendo a éste valor a menos de 0,8 de NM por camada (Hervías, L. &Ayllón, S. 2005).

Cuando se supera esto deberíamos considerar los siguientes factores que ocasionan este problema:

Dentro de los más críticos podemos listar los siguientes:

  • Medio ambiente:
  1. Ambientes estresantes: La adrenalina que liberan es agonista de la oxitócica, disminuyendo la fuerza de las contracciones.
  2. Diseño de la sala: Comprobar si existen salas de partos en las que el porcentaje de lechones nacidos muertos es más elevado, debido a su diseño o a sus condiciones ambientales.
  • Factor lechón: camada-cerda
  1. Duración del parto: cuando el parto se prolonga más allá de 5 horas aparecerán más cantidad de lechones nacidos muertos.
  2. Tamaño de la camada: cuanto mayor es el número de nacidos totales mayor es la duración del parto y menor el peso al nacimiento (lechones poco viables). El riesgo aumenta en los partos con <8 y >12 nacidos totales.
  3. Número de parto de la cerda: superando el sexto parto la prevalencia de NM aumentará en algunas cerdas.
  4. Edad y reposición: cuanta más vieja es la cerda, menor capacidad tendrá para mantener vitales a todos sus fetos; encontrando los diferentes escenarios:
  • Cerdas de altas paridad: úteros con menor tono muscular o caídos. El parto es más lento y la cerda se agota rápidamente.
  • Cerdas de primer parto servidas sin tener el tamaño adecuado: El canal de parto chico dificulta la salida de los lechones.
  • Cerdas con problemas de aplomos y/o dolor: adoptan posiciones que no les facilitan la expulsión de los lechones.

5. Historial: cerdas con altos NM en su historial, suelen siempre tenerlos por encima de la media.

 

  • Manejo:
  1. Mala nutrición: En las cerdas obesas la acumulación de grasa achica el canal de parto mientras que en las delgadas tenemos menos tono muscular y rápido agotamiento en el parto por debilidad.
  2. Manejo incorrecto de la alimentación peri parto: La alimentación deficiente en un momento en que la cerda pone todos sus recursos en la producción del calostro, puede desencadenar procesos de catabolismo muscular y grasa que generan debilidad y disminución del apetito por acumulación de sustancias dentro del organismo. La alimentación excesiva o el estreñimiento también complican la situación ya que en ambos casos la acumulación de materia fecal en la última porción del recto, comprime el canal de parto.
  3. Parto inducido: Uso incorrecto de hormonas como inductores de contracciones con el canal de parto obstruido o empleo de dosis por encima de las máximas recomendadas generan contracciones excesivas llegando a provocar la ruptura del cordón umbilical.
  4. Falta de atención al parto: El lechón muerto en el canal de parto cuesta más expulsarlo, retrasando la salida del resto. Por tanto, si no se detecta y asiste a la cerda en esta situación, el problema se va agravando y la cerda queda sin energía.

Oportunidades de mejora

Como comentamos y desarrollamos en este artículo, el parto es uno de los periodos más críticos dentro de la producción porcina, ya que en muy poco tiempo se puede ganar o perder mucho del trabajo realizado anteriormente.

Al focalizarnos y relacionar directamente el porcentaje de lechones que mueren en el proceso de parto con las pérdidas económicas producidas, se tornará necesario comenzar a trabajar sobre los factores negativos que lo ocasionan y generar diferentes oportunidades de mejora para disminuirlos.

Referencias

  • Dail, G. y col. 1992. Diseases of Swine. 7th ed.
  • Hervías, L. &Ayllón, S. 2005. Comunidad Profesional Porcina.

Florencia Pedrozo Licenciada en Biotecnología de la Universidad Nacional de Quilmes, promoción 2015.

Comenzó su carrera profesional en Cladan SA hace 5 años , desempeñando tareas de laboratorio dentro del departamento de I+D y hoy cumpliendo el rol de Extensión.

MV. Luis Gay – Integrante del equipo técnico comercial de porcicnos

Necesita asesoramiento para su granja? Contacte con nuestro equipo