Cladan brinda un enfoque integrado entre método científico y experiencia de campo

Cladan brinda un enfoque integrado entre método científico y experiencia de campo

a empresa sigue desafiando desde su área de Investigación y Desarrollo, a través de la sustentabilidad, comandada por Pablo Varela. 

Cladan continúa apostando fuerte en sus procesos de investigación, desarrollo e innovación incluso extendiendo el involucramiento en estos procesos hacia proveedores y clientes. El departamento de I&D coordina y organiza los procesos de innovación que son llevados a cabo a través de toda la organización en su conjunto. Este modo de funcionamiento les permite responder a los diversos desafíos en los que la innovación debe centrarse en generar nuevos productos que abran oportunidades de crecimiento.

Por ello trabajamos en estrecha conexión con el área técnico comercial, con control de calidad y con producción, y con nuestros clientes y proveedores que nos brindan el contexto en el cual debemos desarrollar los proyectos.” comenta Pablo Varela, Director de Investigación, Desarrollo e Innovación de la empresa.

En cuanto a la línea de investigación que llevan adelante Varela explica: “Por una parte apuntamos al desarrollo de aditivos nutricionales naturales, bajo una mirada que focaliza en el favorecimiento del equilibrio homeostático del organismo como base para producción más eficiente. Además investigamos activamente en los aspectos nutricionales y microbiológicos de materias primas y componentes de la dieta, bajo la convicción que los ingredientes no pueden ser reducidos a una simple fórmula de principios nutricionales, sino que cada ingrediente y condición reconoce sus especificidades que impactan de modo particular en cada población y sistema productivo, y entender estas influencias y relaciones es muy importante para lograr sistemas productivos más eficientes y sustentables”.

Esto les permite realizar un análisis crítico de los valores y tablas nutricionales que proponen y actualizan periódicamente los generadores de información nutricional, interpretando dicha información en el contexto de sus propias observaciones y realidades productivas. Por último, trabajan en el desarrollo de estrategias de evaluación, tanto a nivel de campo como en cuanto a métodos analíticos de laboratorio, que permitan conocer y comprender mejor las variables productivas críticas de cada sistema.

En conjunto, estas líneas les brindan la base de información necesaria para la mejora continua de sus formulaciones de premezclas y aditivos, como así para brindar un adecuado servicio de formulación y asesoramiento a los clientes, para llevarlas adelante Cladan se basa en un triángulo conformado por el laboratorio, unidades experimentales y convenios institucionales. Su laboratorio interno hoy permite llevar adelante investigación en prácticamente todas las disciplinas relevantes del conocimiento aplicable al sector de nutrición: las tradicionales como química, bioquímica y microbiología, y las que desde más recientemente aportan otros elementos a la comprensión del proceso de nutrición: toxicología, biología molecular, inmunología, nutrigenómica.

 

Con respecto a las unidades experimentales: “Tenemos una unidad propia de pollos parrilleros que permite responder con diseños adecuados a múltiples problemas de investigación, y unidades en las cuales podemos llevar adelante investigación en otras categorías y especies como ponedoras y porcinos. Por último, tenemos vínculos y colaboraciones muy estrechas con Instituciones referentes en el ámbito de nutrición animal, como por ejemplo el INTA y varias universidades nacionales.” agrega el Director.

La planta cuenta con un equipo técnico-comercial con gran experiencia y conocimiento, que se actualiza permanentemente para poder relevar e identificar las situaciones que van surgiendo en el ámbito productivo, ayudar a traducirlas en proyectos de innovación y tener la capacidad luego de implementar las soluciones propuestas de modo eficaz para el cliente.

La información que se obtiene en las unidades experimentales es muy importante, ya que Cladan tiene el principio de ofrecer al mercado solamente aquellos conceptos y productos sobre los cuales estén convencidos que producen el beneficio reivindicado. “Creo que más allá de las muy buenas instalaciones experimentales con las que contamos, el principal valor que Cladan le agrega a los resultados de sus unidades experimentales es justamente ese enfoque integrado entre método científico y experiencia de campo. Cladan pretende ser ante todo una Institución sustentable, que permanezca en el tiempo, y lo haga como protagonista activo de una evolución hacia formas sustentables de producción y de vida.”concluyó Varela.
Esa es la visión de largo plazo hacia donde la empresa enfoca los procesos de generación de conocimiento e innovación.

Enfoque de procesos de generación de conocimiento e innovación hacia formas sustentables de producción y de vida

Enfoque de procesos de generación de conocimiento e innovación hacia formas sustentables de producción y de vida

Sobre el sector de producción animal pesa un problema que va ganando visibilidad a medida que el crecimiento demográfico y el incremento del consumo per cápita van acercando a los sistemas naturales hacia los límites de su productividad.

Producir una caloría de carne demanda en promedio 10 veces más superficie de tierra y cantidad de recursos que una caloría de origen vegetal. Este es un problema que hasta hoy se ha venido, de alguna manera, soslayando por los incrementos en la productividad agrícola y en la eficiencia de producción pecuaria, pero están y seguirán surgiendo crecientes cuestionamientos tanto hacia la forma en que se contabilizan y distribuyen dichos “costos” de producción, como hacia la validez del axioma que el progreso tecnológico logrará incrementos continuos y prácticamente ilimitados de productividad.

Hoy debemos tomarnos muy en serio el desafío de acercar la producción animal a estándares reales de sustentabilidad, aún con plena conciencia de que la limitación arriba indicada es estructural, ecosistémica, y que es un tema con múltiples implicancias socio-ambientales al igual que para la salud humana, sobre el que existe actualmente un intenso campo de debate. Mientras tanto, el desafío es ir migrando de una producción agropecuaria basada en un uso intensivo de combustibles fósiles e insumos no renovables, y con elevada fragmentación y especialización de la cadena productiva que genera beneficios económicos asociados a la escala, pero costos ambientales elevados que no se contabilizan adecuadamente, hacia un modo de producción realmente sustentable, lo cual implica simplemente que la producción de hoy no debe disminuir la base de recursos disponibles para la producción de mañana.

Este objetivo de largo plazo debe compatibilizarse con la generación de soluciones que mejoren la rentabilidad de nuestros clientes, inmersos en este mercado aquí y ahora. Pero justamente por su dificultad el desafío es doblemente atractivo. Cladan está creando las condiciones de posibilidad para ese futuro. Dos ejemplo de ello: El uso de fitasas produce beneficios económicos comprobables al productor y al mismo tiempo permite disminuir la necesidad de remoción del fósforo de fuentes minerales y su incorporación al ciclo biológico, lo cual está produciendo un alarmante desbalance en el ciclo biogeoquímico global de dicho elemento.

Por otra parte, el desarrollo de alternativas naturales a los antibióticos promotores de crecimiento será una herramienta clave para que la industria pueda adaptarse a las nuevas regulaciones legales sin perder eficiencia productiva, al tiempo que contribuye a solucionar un grave problema de salud pública al que ha llevado el uso de estos productos, que es la difusión de resistencias a los antibióticos terapéuticos, volviéndolos cada vez menos eficaces cuando se necesita combatir infecciones agudas en humanos o animales.

Nutrición animal sustentable en líneas generales

Hoy hay una difusión explosiva de conceptos de sustentabilidad basados en los principios de la economía verde, con los alcances y límites que ello implica, y el sector de nutrición animal no escapa a esta tendencia de época. Vemos un festival de ofertas de productos, especialmente aditivos “naturales”, “amigables con el ambiente”, etc.

Pero en la mayoría de los casos su reivindicación de sustentabilidad no está apoyada en fundamentos sólidos, que necesariamente deben ser eco-sistémicos, deben incorporar los análisis de ciclo de vida, los flujos de energía y ciclos de materia íntegros, no los limitados al desempeño de una granja puntual.

Vemos productos y conceptos que sólo se suben a una moda discursiva como elemento de marketing. Muchas veces lo que se ve como amigable o sustentable en un sitio puntual está produciendo un deterioro o daño en otro sitio distante vinculado a otra etapa de la cadena de producción, y estos efectos no pueden ser identificados sin alguna forma de “contabilidad ambiental”, que es el mínimo requisito para que una reivindicación de sustentabilidad sea real.

Parte de nuestro trabajo de mediano plazo es avanzar hacia un programa de I&D totalmente basado en los principios genuinos de sustentabilidad, y ello requiere una acumulación crítica de conocimientos multi e inter-disciplinares, que fructificarán sólo bajo un cambio de paradigma en los principios éticos en los que justificamos la búsqueda de estos conocimientos, y otro cambio no menos importante de índole epistemológica, que incluye enfoques holísticos contrapuestos a la tendencia mecanicista tan prevalente en las ciencias naturales modernas y que constituye un obstáculo para pensar un mundo diferente, sustentable en el sentido profundo del término.

Por Pablo Varela, Director de Investigación, Desarrollo e Innovación de Cladan

Granja Experimental: Una herramienta sustancial

Granja Experimental: Una herramienta sustancial

La granja experimental constituye una de las estrategias que tiene Cladan para evaluar aditivos,  requerimientos y otras variables de incumbencia nutricional en la producción de pollos parrilleros.

Ubicada en San Andrés de Giles, está compuesta por un galpón experimental y cuatro galpones de producción donde confluyen el personal técnico a cargo de la experimentación, el laboratorio de alimentos que brinda soporte, y los técnicos comerciales que proponen los nuevos productos a evaluar y desarrollar basándose en las necesidades del sector avícola, la granja experimental tiene un rol fundamental en la empresa conjugando modernidad, tecnología e innovación.

Hasta el momento, y según nos cuenta el Esp. Ing. Agr. Pedro Deluchi, técnico comercial de Cladan Nutrición Animal, el galpón experimental cuenta con corrales de 5 m². Cada uno de ellos, por su parte, tiene sus propios comederos y bebederos tipo niple, y allí se realizan los ensayos utilizando un diseño estadístico de diseño en bloques completamente aleatorizado, donde se pueden llevar a cabo hasta nueve tratamientos.

Sin embargo, acompañado por la convicción en el desarrollo de la empresa afirma que “estamos planificando en este momento la nueva granja experimental donde la idea es contar con  una mayor cantidad de corrales y de menor superficie para trabajar con menor cantidad de aves por corral y poder aumentar el número de repeticiones.”

Los trabajos que se hacen allí se ejecutan en el marco de un convenio de vinculación tecnológica que tiene Cladan con la Universidad Nacional de Luján, en el cual participan pasantes provenientes de dicho establecimiento educativo, teniendo la posibilidad de pasar a formar parte del plantel técnico comercial de la empresa, constituyendo de este modo una unidad formadora de recursos humanos. “Básicamente constituye una herramienta que  nos permite definir aportes y requerimientos nutricionales, evaluar materias primas alternativas, uso de aditivos como enzimas, promotores de crecimiento y aditivos relacionados con la salud intestinal como por ejemplo los extractos vegetales y ácidos orgánicos.

En el establecimiento se efectúan controles semanales de peso, consumo,  mortandad y registros medioambientales como la temperatura, la humedad, los niveles de amoníaco, etc., datos que desde lo técnico permiten generar información, que luego va a ser aplicada a la parte comercial.

Dentro del ideal, el relato del ingeniero indica que está todo diseñado para iniciar en los próximos meses la construcción de las nuevas instalaciones y, comparando con la infraestructura de  la granja actual, concluye diciendo: “Van a ser similares pero vamos a trabajar más que nada sobre el tamaño de los corrales para poder aumentar el número de repeticiones y de esa manera poder hacer más tratamientos y contar con una mayor robustez desde el punto de vista estadístico”.

Estudio del comportamiento de la soja dañada/brotada: análisis de sus parámetros nutricionales

Estudio del comportamiento de la soja dañada/brotada: análisis de sus parámetros nutricionales

Las grandes inundaciones de los meses pasados produjeron un daño en el poroto de soja y sus respectivos co-productos. A raíz de esto, el equipo de I+D en conjunto con el Laboratorio de Cladan llevó a cabo un estudio de sobre el comportamiento que poseían estos porotos dañados en relación a sus propiedades nutricionales.

Sobre 58 muestras de porotos crudos, porotos desactivados y expellers de soja, se evaluaron condiciones normales y condiciones dañadas, arrojando los siguientes resultados:

1) PROTEÍNA Y MATERIA GRASA

En la mayoría de las muestras dañadas se observó un incremento porcentual en la cantidad de proteína, como se muestra en los cuadros. La disminución de la materia grasa no se encuentra en relación con los aumentos de proteínas, tanto en porotos como de expeller.

Ante éste fenómeno, se mandaron muestras para analizar las fracciones de carbohidratos (Rafinosa y Estaquiosa). El estudio determinó lo siguiente:

En la soja dañada se aprecia una disminución en la fracción de carbohidratos que, si bien no puede explicar la totalidad del aumento de la proteína, demuestra parcialmente éste incremento, dónde nutricionalmente hablando éste desbalance no generaría inconveniente en los animales.

2) ACIDEZ Y PERÓXIDOS

Se analiza acidez y peróxidos primero en muestras en estado normal para establecer valores habituales y esperados de dichos parámetros. Luego, se analizan todas las muestras dañadas.

En base a éstos dos gráficos, podemos observar la aparición de peróxidos en la materia grasa de las muestras dañadas, mientras que en las muestras normales no se presentan peróxidos.

(Nota: la aparición de peróxido en la primer muestra en el gráfico de muestras normales puede ser despreciable, primero por poseer un valor muy pequeño en relación a los encontrados en las muestras dañadas, y en segundo lugar cabe la posibilidad de que ésta muestra aunque presentara una apariencia normal, el expeller podría haber contenido una pequeña fracción de poroto dañado.)

En relación a la acidez, podemos ver que el promedio de las muestras dañadas se asemeja al promedio de la acidez encontrada en las muestras normales. Si podemos ver que valores muy elevados de peróxidos (pasando el 8%) elevan la acidez fuera del rango normal.

Con éstos resultados, se recomienda que ante la utilización de soja dañada en todas las formas del complejo soja, se analice acidez y peróxido para evaluar el grado de daño que poseen.

3) ENERGÍA METABOLIZABLE BRUTA Y VERDADERA

Para evaluar si existieron cambios en la energía metabolizable, se seleccionaron distintas muestras y fueron enviadas al INTA. Los resultados no muestran grandes variaciones a tener en cuenta en la relación EMV/EB.

4) PROTEÍNA SOLUBLE

En cuanto a la proteína soluble en K(OH), si bien no se encontró una relación directa en dónde se pueda determinar y afirmar que las muestras dañadas presentan una disminución en este parámetro, podemos observar en los siguientes gráficosuna tendencia a disminuir el porcentaje de solubilidad de proteína en la gran mayoría de las muestras consideradas dañadas:

5) MICOTOXINAS – RECUENTO DE HONGOS Y LEVADURAS

En el caso de las Micotoxinas, solamente se encontraron en una muestra dañada de poroto desactivado los valores de Aflatoxinas: 3 ppb y T2: 134 ppb. Los cuales están dentro de los límites máximos recomendados por distintos autores.

Si bien son valores límites, no podemos relacionarlos con la soja dañada, ya que las demás muestras analizadas arrojaron resultados de Aflatoxinas entre 0 y 3 ppb y en T2 entre 0 y 2 ppb.

Respecto al recuento de Hongos y levaduras no se encontraron diferencias:

6) FACTOR ANTITRÍPSICO

7) IDENTIFICACIÓN

Para poder tener una guía de cómo se manifiesta físicamente un poroto o expeller dañado y de sus posibles valores esperados de los distintos parámetros, hemos creado una serie de fichas técnicas en dónde se puede apreciar la foto de las distintas muestras analizadas y los respectivos valores obtenidos:

Ej: Poroto de Soja desactivado dañado