Miguel Vitale, Jefe de Producción de Cladan, repasa la importancia y funciones del correcto  planeamiento y control en la alimentación animal.
Desde Cladan se entiende que toda dieta debe ser formulada correctamente según los requerimientos por edad o etapa de cada animal, estos requerimientos varían también según las razas y el clima, entre otros. Las premezclas son esenciales para la formulación del alimento, ya que completan y equilibran la materia prima, de tal manera que se puedan cubrir las necesidades zootécnicas de los animales.
Es por ello que la inclusión de un programa nutricional con niveles adecuados no sólo  permite a los animales a desarrollar completamente su potencial genético, sino que además permite mejorar diversos aspectos relacionados con la salud y el bienestar, la productividad y la calidad final.
Con respecto a la importancia de contar con un buen carrier en la elaboración de premezclas, Miguel Vitale, Jefe de Producción de Cladan, explica: “Esta correcta elaboración permite asegurar una mezcla uniforme de todos los componentes activos que forman parte de una fórmula de premezclas, núcleo o alimento terminado, además facilita las operaciones de envasado sirviendo como regulador de densidades y por ello resulta más fácil determinar el tamaño del envase. Un buen carrier contiene un % de aceite mineral que logra humectar la mezcla y mejorar la adsorción de los diferentes componentes, por este motivo permite una baja generación de polvo en los procesos de mezclado y envasado”
En cuanto a las características más importantes que debe contener un buen carrier se nombran las siguientes:
-Estar disponible en cantidades suficientes y a un precio aceptable en el mercado.
-Ser capaz de “adsorber” los microcomponentes de una mezcla.
-Evitar la segregación por diferencia de densidades.
-No degradar la actividad de los componentes activos durante el tiempo que permanezca almacenado el producto.
-Bajo en humedad, menor al 5 %.
-Tener una densidad entre 600 y 700 kg/m3
-Bajo contenido de grasa para evitar oxidación.
-No debe ser atacado por insectos.
Con respecto a un mejor desempeño del desarrollo animal, “El carrier cumple una función importante (de manera implícita) promoviendo el crecimiento sostenido del animal en sus diferentes etapas de crecimiento, evitando o reduciendo enfermedades y muertes, haciendo que el animal llegue al peso deseado en un menor tiempo, pudiendo de esta manera lograr mejores rendimientos y cantidades de alimentos considerables que serían imposibles de alcanzar si no estuvieran presentes en la dieta.” comenta Vitale. “El carrier colabora de forma que todos los animales reciban la misma proporción de ingredientes en cada bocado de alimento gracias a que el mismo fue correctamente mezclado”, agrega.
Factores que permiten un buen nivel de desempeño productivo y bienestar animal:
-La calidad de las materias primas.
-Un buen manejo en las instalaciones de crianza.
-La correcta planificación de los diferentes alimentos para las distintas etapas de crecimiento.
-El conocimiento y capacitación constante del personal a cargo de las diferentes tareas.
-Tecnología disponible.

En lo que respecta al buen planeamiento y control de la actividad, algunas recomendaciones realizadas por el Jefe de producción de la empresa son las siguientes:

-Tener un buen pronóstico de lo que se tiene que producir.
-Disponer de stock suficiente de las materias primas que se requerirán.
-Contar con personal capacitado en las áreas de Compras y Planeamiento y, Control de la Producción (PCP).
-Disponer de maquinaria con tecnología de punta para realizar la producción de manera eficiente.
-Tener una buena Logística de Abastecimiento y Distribución.
Por último, resulta sumamente importante tener en cuenta y evaluar en la práctica cierto tipo de factores que pueden afectar la elaboración, como son: la disponibilidad que se tiene de las materias primas; el funcionamiento de los equipos de trabajo, ya sean máquinas u operarios; los cambios de fórmula que se realizan a último momento aún teniendo todo programado y el diseño adecuado de la fórmula a producirse para que la misma sea posible de industrializar en una línea de producción.