La actividad transita un 2019 muy favorable que entusiasma a toda la cadena. Y esperan que siga el progreso cuando comiencen los negocios con China.
El sector porcino está muy entusiasmo por el presente que les toca vivir. Es que en los primeros mes del año las cifras que difundió la Secretaría de Agroindustria son más que prometedoras: crecieron otra vez la faena de animales, el consumo de carne por habitante en Argentina y las exportaciones.
Y en esta última línea, sin dudas, la frutilla del postre fue el anuncio del propio presidente Mauricio Macri sobre la apertura del mercado chino a los cortes de cerdos argentinos a fines de abril, en un contexto donde el gigante asiático, principal consumidor de este tipo de carne, tuvo que sacrificar parte de su stock de madres producto de la Peste Porcina Africana (PPA) y urge de la importación de esta proteína animal.
Pero vayamos por parte. En primer lugar, según los últimos datos actualizados de la Secretaria de Agroindustria, cabe resaltar el alza en la faena de cerdos entre enero/abril de 2019.
Fue de un 3%, alcanzando 2,2 millones de animales faenados. El gran salto fue durante el mes de febrero, que tuvo una suba de 5,2% interanual.
Para contextualizar, durante el año anterior la faena total de animales porcinos había sido de 6,7 millones.
En consecuencia, la producción de carne (res con hueso) trepó 5% en los primeros 4 meses del año, con 201 mil toneladas. Y para recordar, en total, en 2018 se habían producido 620 mil toneladas, 10% más que el 2017 .

En los primeros 4 meses del año aumentaron la faena de cerdos 3% (2,2 millones)  y la producción de carne 5% (201.000 toneladas).

En los primeros 4 meses del año aumentaron la faena de cerdos 3% (2,2 millones) y la producción de carne 5% (201.000 toneladas).

En este sentido, este crecimiento en la faena y en la producción fue traccionado por la mejora tanto del consumo interno como de las exportaciones de la carne porcina.
En relación al mercado doméstico, el consumo de carne de cerdo per cápita volvió a crecer este año. Ya en 2018 había subido 8% y en el primer cuatrimestre de 2019 tuvo un aumento de 1% interanual y llegó a 14,37 kilos. Esto es un alza muy importante si se compara con los 6 kilos que se consumían 15 años atrás.
De los datos oficiales se desprende que creció el consumo principalmente en enero y febrero de este año, 3.83% y 5,4% interanual, respectivamente, y en marzo y abril, hubo un retroceso.
Esto se debe al fuerte aumento que tuvo el precio de la carne vacuna en el primer bimestre que hicieron modificar la dieta de los argentinos. “El que pone el techo a la carne porcina es la vacuna. Cuando esta última sube de valor, el consumidor busca alternativas”, sintetizó Lisandro Culasso, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP).
Y por el otro lado, el gran salto del sector se dio en las exportaciones, ya que en los primeros cuatro meses del corriente ciclo se enviaron al exterior 7.586 toneladas, esto significa un auge de 53% en referencia al mismo ciclo del año previo. Abril fue el mes que más creció, con casi un 70% interanual, alcanzando las 2.217 toneladas embarcadas.

El presidente Mauricio Macri fue el encargado de anunciar la apertura del mercado chino para la carne porcina argentina.

El presidente Mauricio Macri fue el encargado de anunciar la apertura del mercado chino para la carne porcina argentina.

Ya en 2018, se habían exportado 23.192 toneladas en total, marcando un crecimiento de 59% versus el 2017.
En este segmento, un referente que viene sobresaliendo esArgenpork, el primer Consorcio de Exportación de Carne de Cerdo de Argentina que fue creado en octubre de 2015. En un primer momento, era integrada por 12 empresas del sector, sin embargo, actualmente ese número ascendió a 18. Desde sus comienzos, las exportaciones del Consorcio vienen en franco ascenso. En 2017 enviaron al exterior 871 toneladas. Luego, al año siguiente, embarcaron casi 5.000 toneladas y en este ciclo, hasta abril habían exportado 3.900 toneladas y aspiran alcanzar las 9.000 toneladas al finalizar este año.
Su principal mercado es Rusia, que absorbe el 95%.Por detrás, se encuentran Honk Kong y África.
En este contexto de viento a favor para la actividad, la apertura del mercado chino para la carne de cerdo argentina es clave.
Porque se da en un momento que el país asiático sufre un importante ataque de “peste porcina” (no existe una cura ni una vacuna para contrarrestarlo) lo que provocó una reducción muy importante del stock de cerdos.
Según describió el analista internacional Jorge Castro en sus columnas de Clarín Rural, “se han perdido hasta ahora 91 millones de madres y si, como es altamente probable, el número de pérdidas en este sector de la ganadería crecería 30% a 50% en el segundo semestre de este año. El derrumbe del stock porcino de la República Popular, de 374 millones de cabezas menos, podría duplicarse, o quizás más”.
El consumo per cápita de China llegó a los 56 kilos en 2018 lo que marcó al país asiático como el primer consumidor de cerdo a nivel mundial.
En esta primera instancia Argentina y China aprobaron el protocolo para los cortes de carne pero no para los subproductos, que según explicó Culasso, es lo que el sector pretendía ya que China es el principal consumidor de patitas, orejas y cabezas, entre otros.
“Es una negociación que hay que retomar. No salió por políticas chinas pero en una segunda instancia de negociación lo vamos a conversar. Además, es el momento porque la demanda insatisfecha es inmensa, no tienen posibilidad de suplir el déficit de esta carne”, agregó el titular de la asociación que agrupa a la cadena de valor del cerdo.
En este sentido, destacó que España y Dinamarca, dos de los mayores productores de cerdos, realizan un mejor negocio exportando en su mayoría subproductos en lugar de cortes. Así, a éstos los consumen internamente y envían al exterior las patitas, sobre todo, mejorando la integración de la res.
En comparación, Argentina exporta hacia Rusia, el principal comprador, media res o la media res cortada en tres.
Para destacar el empuje exportador argentino, recientemente, por primera vez un grupo de representantes del sector, con la Asociación Argentina de Productores Porcinos y el Consorcio Argenpork a la cabeza, estuvo este año en la Sial de China (principal feria alimenticia) promocionando la carne porcina.
Así las cosas, Culasso relató ante este momento favorable que se prevén inversiones de las empresas para ampliar el stock de madres y poder producir más carne.
Y agregó que ya se reunieron con funcionarios nacionales para aprovechar esta situación con pedidos puntuales: financiamiento más accesible de lo que hay en el mercado y devolución anticipada de IVA.
Fuente: Clarin