Las actividades de manejo que se realicen del parto al destete, es de vital trascendencia en la vida del lechón después del destete; el éxito para tener mayor número de lechones destetados depende de las actividades de manejo realizadas durante el parto y la lactancia.
En este trabajo, se describen algunas actividades prácticas y sencillas a realizar del parto al destete.
Durante el parto
Al nacer el primer lechón, limpiar fosas nasales y jalar suavemente el cordón umbilical desde la base de la vulva (Foto 1).

FOTO 1. Limpieza del lechón recién nacido.

Secar con papel vigorosamente para activar su aparato circulatorio, no debe quedar absolutamente nada de humedad.
Ligar el cordón umbilical a un centímetro y cortar a un centímetro debajo de la ligadura (Foto 2).

FOTO 2. Ligado de ombligo.

El hilo con el que se ligue los lechones deberá estar sumergido en una base de yodo, benzal o azul de metileno, esto se extenderá para todo el equipo de muesqueo, castración y descole.
Pesar el lechón y anotarlo en el registro correspondiente (Foto 3).
Meterlo a la jaula para que mame calostro.
Una vez que nazca el último lechón se aplicará de 2.5 a 3 ml de oxitócica.

FOTO 3. Hoja de registro de parto.

Durante el postparto
La señal de que el parto ha terminado es la eliminación de placentas, una vez que la cerda arrojó placenta se procederá a aplicar 3 ml de oxitócica para que arroje restos de placenta y líquidos (Foto 4).

FOTO 4. Parto terminado.

Recolectar la placenta y proceder a quemarlas o a enterrarlas.
Aplicar 10 ml de neomelubrina y 10 ml de shotapen L.A.
Proporcionar 2 kg de alimento de lactancia más 500 g de salvado de trigo el primer día después del parto.
Dieta durante el postparto
Proporcionar 2.5 kg de alimento de lactancia más 500 g de salvado de trigo segundo día de parida.
Proporcionar 3 kg de alimento de lactancia más 500 g de salvado de trigo al tercer día del parto.
Proporcionar a partir del cuarto día, alimento a libre acceso en dos tomas a las 7:00 AM y 6:00 PM.
En cada servida se le ofrecerá 3 kg por toma, procurar que los animales coman 6 kg por día.
Obligue a la cerda a levantarse al menos 4 veces al día para que beba agua en abundancia y orine.
Tres días después del parto los escurrimientos deben ser transparentes y prácticamente deben haber desaparecido, de lo contrario dar tratamiento con penicilina y estreptomicina por tres días y en caso de que persista dar lavado vaginal con 50 ml de furacine más 500 ml de agua destilada (Foto 5).

FOTO 5. Lavado vaginal posparto.

En caso de haber falla lactacional aplique 3 ml de extracto pituitario anterior o 3 ml de oxitócica por tres días cada 6 horas y aplicar iodoprotan (dos cucharadas) por servida de alimento por 3 días.
Al día 10 después del parto se aplicará vacuna contra fiebre porcina clásica.
El día 17 después del parto se aplicará vacuna contra parvo-lepto-erisipela.
Al día previo del destete se da de comer sólo a las 7 de la mañana.
El día del destete no se da de comer a la cerda.
El día del destete se aplicará a la cerda 3 ml de vigantol ADE.
El día del destete se da pediluvio a la cerda.
Durante la lactancia
Casi todos los recién nacidos empiezan a respirar de inmediato y van hacia el vientre de la madre en busca del calostro. Debe darse protección a los recién nacidos en las primeras 72 horas después del parto; luego los lechones son suficientemente fuertes para evitar ser aplastados. Alrededor del 50% de los muertos por aplastamiento ocurren durante las primeras 48 a 72 horas después del parto, los cerditos nacen con cantidades limitadas de glucosa y necesitan reemplazarla a las pocas horas de nacidos cuando consumen el calostro; si la cerda no ha sido bien alimentada o presenta algún problema que el cerdito no pueda mamar, éste agota muy rápido su glucosa para mantener el calor del cuerpo y se le crea un descontrol en su organismo por falta de energía (hipoglucemia) lo que limita sus movimientos y predisposición a enfermedades. Si los cerditos están hipoglucémicos se aumentan las muertes por aplastamiento. Las incomodidades creadas por las mordeduras de las crías que no han sido descolmilladas a las madres crea un estado de incomodidad (estrés) que interrumpe la producción y salida normal de la leche en las madres y los cerditos se pueden desnutrir seriamente (Foto 6).

FOTO 6. Descolmillado de un lechón recién nacido.

El calostro deberá ser consumido antes de las 36 horas. Los cerditos aprenden muy pronto después del parto un determinado “orden” para mamar. Esto significa que cada cerdito “marca su tetilla” y la defiende de que otros no se la quiten, así mamará de ella durante toda su lactancia (Foto 7).
Como el mecanismo regulador de temperatura del lechón no entra en funcionamiento hasta varios días después de nacido, se debe utilizar lámparas de calefacción eléctricas o de gas de 150 – 250 vatios colocándola en la parte posterior del paritorio, a una altura aproximada de 60 cm del suelo, o ajustarlas de acuerdo al clima de la zona para proporcionar una temperatura entre 30 – 32°C en el área en que se encuentran los lechones. Se acostumbra pesar los lechones al nacimiento, dato muy importante cuando se llevan registros. El peso promedio generalmente es de 1.35 a 1.40 kg, y depende del tamaño de la camada; en camadas muy numerosas el peso es más bajo que en camadas más pequeñas. Lechones con pesos inferiores a 700 g en camadas de 10 o más lechones es preferible sacrificarlos debido a que tienen pocas posibilidades de sobrevivir y permite uniformar el peso de la camada.
Si los cerditos después de destetados se van a criar en confinamiento, se recomienda recortarles la cola para evitar lesiones e infecciones por canibalismo (Foto 8). El procedimiento se efectúa dentro de las primeras 24 horas siguientes al nacimiento pues a esa edad es más fácil la manipulación. El corte se hará a una distancia mínima de media pulgada del punto con que se une el cuerpo del animal (distancia no mayor a la mitad de dicha cola).
El mejor momento para la castración es cuando el cerdito tiene entre 1 a 2 días de nacido ya que es más fácil sujetarlo, se curan más rápido y se facilita la curación además de estar protegidos por las defensas del calostro. Muchos criadores de cerdos en zonas heladas mantienen una caja de madera con un foco, bolsa de agua caliente o brasas y a altura de unos 60 cm del suelo para calentarlos y mantenerlos en las primeras semanas de vida a una temperatura entre los 30 y 34oC. Las variaciones en el crecimiento de los cerditos son el resultado de los desequilibrios de producción entre una glándula mamaria y otra. Lo más probable es que los cerditos más vigorosos se apoderan de las tetas anteriores (las más próximas a la cabeza) que producen más. En ocasiones dos o tres cerditos de la camada maman siempre de 2 ó 3 tetas.
También en esta etapa de vida se procede a identificar los animales haciéndoles marcas o muescas en las orejas con una tenaza especial o después del destete se procede a efectuar otro tipo de identificaciones, estos procedimientos son empleados en granjas tecnificadas o centros genéticos (Foto 9).

FOTO 9. Muesqueado de lechones recién nacidos.

El período de mayor producción de leche en las marranas se produce a las 3 semanas después del parto y pueden llegar hasta los 12 litros de leche diarios por lo que se requiere en esta etapa de una alimentación adecuada, al tercer día de nacido se les aplica hierro dextran en la tabla del cuello y se repite la dosis a los 10 días de edad. De los 3 días en adelante se les proporciona alimento Preiniciador en pocas cantidades; la forma correcta de alimentar a los lechones es suministrar alimento poco y frecuente. Los machos a los 7 días se preseleccionan y los que no cumplen con los parámetros se castran. A los 21 días de edad se realiza el destete, se pesan y se registran en la hoja de control de camadas.
Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Noviembre-Diciembre 2017